viernes, febrero 16, 2018

La sangre


La sangre

La sangre que no reconoce su origen,
no tiene fronteras,
ni conoce su procedencia,
solo brota de un corazón maduro.

Reparte su riqueza, por no importa cual cuerpo,
lo nutre y lo prepara,
lo fortalece para su meta,
reproducirse y morir.

Es un vehículo fluido,
que no reconoce razas,
no separa credos,
 y solo infecta si la maltratan.

Se expande por el planeta,
se multiplica con fruición
en la espera del respeto,
de no ser desperdiciada
empapando el suelo.

Reme Gras.
Derechos reservados.


8 comentarios:

Beto Brom dijo...

¡¡¡¡ I M P A C T A N T E !!!!!

BRAVO poetisa

Abrazotes, amigaza

Carmen Silza dijo...

Si, siloe, se expande la sangre por el planeta sin importar a una minoria que solo ven el poder y la fortuna.
Un placer escucharte.
Un abrazo y feliz fin de semana.

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias Beto... que te guste mi trabajo me honra.
Un abrazo compañero.
Reme.

Siloe Sombra dijo...

Es algo tan vital y tan ignorado Carmen... una pena enorme.
Gracias por dejar tu huella.
Reme.

Carmen Pérez dijo...

Es un placer leerte siempre, Reme.
Respeto siempre.
Enorme poema.

Siloe Sombra dijo...

Gracias por tu visita Carmen, muy amable.
Reme.

José Valle Valdés dijo...

Muy buen poema, me resulta, amiga. Dice bien.

Abrazo

Siloe Sombra dijo...

Gracias por tu visita José, muy amable.
Reme.

SILOE @ copyrights