martes, febrero 06, 2018

Inadaptada

El hueco en la planicie,
el beso que das al viento,
sin destino, ni lugar donde posarse,
esa lágrima que cae al suelo.

Hay un dialogo roto…
 entre mi mente y mi cuerpo,
uno, dice lo que necesita
el otro, se mortifica y se niega.

Mi piel muere marchita,
bajo un sol que abrasa,
sin el agua de un beso
que posarse, sobre ella quiera.

Y la mente asombrada de este tira y afloja,
entre el sueño y la necesidad,
entre el deseo y la huida,
 agoniza el tiempo que me fue otorgado.

Y reposaran tus sueños…
en la losa de mármol que abrigara tus restos
 cuando, ya seas, polvo de estrellas.


Reme Gras.
Derechos reservados.

9 comentarios:

Teo Revilla Bravo dijo...

Reme, amiga, muchísimas gracias por traerme hasta aquí, por poder participar de tu aliento poético y literario. Unos versos que brillan y llegan directos, escritos con sutil encanto melancólico.
Fuerte abrazo.
Teo

Pietro Igarza dijo...

que bellas figuras y muy sentida construcción

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias Teo, se agradece tu aliento en mi obra, después de algún tropieza que descalifica más al que lo dice que al que escribe, es reconfortante. Siempre en disposición de mejorar y aprender.
Un afectuoso saludo.
Reme.

Siloe Sombra dijo...

Gracias Pietro... bienvenido a mi espacio.
Reme.

José Valle Valdés dijo...

Se me da bien logrado el poema, amiga. De muy buen gusto.

Abrazo

Beto Brom dijo...

Deleité escucharte, poetisa.
Me permito destacar aquello de:

/// Hay un dialogo roto…
entre mi mente y mi cuerpo,
uno, dice lo que necesita
el otro, se mortifica y se niega.///

Gracias por compartir este regalo.
Abrazotes, amigaza

Siloe Sombra dijo...

Gracias por tu visita José, un regalo siempre que dejes tu huella.
Reme.

Siloe Sombra dijo...

Ah!!! Beto, es que vivimos en un sometimiento constante entre lo que necesitamos y anhelamos y lo que es "Políticamente correcto"... gracias por estar mi querido amigo... este domingo pasado puse tu texto recitado en mi programa de radio, luego te paso el link por correo.
Un abrazo virtual.
Reme.

Carmen Silza dijo...

Es un placer leer tus letras y más escucharte.
Ese diálogo roto es cosa de humanos.
Genial el poema.
Mi felicitación Siloe

SILOE @ copyrights