sábado, agosto 20, 2016

De pecados y soberbias

De cómo se caen de los cielos…
las estrellas rutilantes,
y se hunden en los profundos fuegos eternos,
incombustibles… inagotables.

de esas parafernalias de sorprendentes destellos,
que lucen entre las sombras,
intentando apagar las voces sencillas
que solo claman justicias.

¡Y como se manipulan las voces!
¡Como se utiliza el intelecto para promocionar panfletos!
¡Trompetas apocalípticas…voces vacías!

Nos revestimos de majestad…
de luces de neón y lentejuelas,
para testimoniar nuestra soberbia.

Aunque por mucha luz que enciendas,
no quitara el tufo…de la basura del pecado
que se pudre en el corazón.

No basta el agua bendita,
ni el desinfectante más potente limpia…
la podredumbre del alma.


Reme Gras.
 Derechos reservados.

sábado, agosto 13, 2016

Los días

Pasan los días…
en un desfile interminable de segundos,
con sus tristezas y alegrías,
con ese deslizar entre momentos.

Sigo arrastrando mi peso,
el lastre que quedo dentro,
que apesadumbra y oscurece...
sin dejar que brille el sol plenamente.

Pasan los días…
y en mi boca se deshacen las palabras,
las que no te dije,
las que me prohibieron,
aquellas palabras que murieron junto a ti.

Los “te quiero”, que no dije,
los que me faltaron por decir…
aquellas palabras que eran testimonio,
las que apostillaban mi sentir.

Pasan los días…
y se desdibujan las horas,
pero jamás, mi sentir.


Reme Gras.
Derechos reservados.

viernes, julio 29, 2016

Incomoda sombra


Soy la sombra incomoda…
que tapa el artificio de las luces de neón.
soy la nota discordante…
en una sinfonía inacabada.

Estridente grito,
ahogado llanto,
embrujo de una voz que grita;
las palabras, que nadie quiere escuchar.

El sueño que jamás quisieron soñar,
alguien que no encaja en este mundo,
aún sabiéndose, parte cósmica de un todo…
agonizante y fatuo.

Muerta al mundo de los deseos…
y sin la esperanza de resucitar
solo, ansiando la paz, del penetrante silencio.

Reme Gras.
Derechos reservados.

domingo, julio 17, 2016

La incomodidad del existir.


Ser una raíz al viento,
sin que se pueda abrazar a la tierra
sin esa ancla que profundiza y ahonda,
arañando la superficie de las cosas.

Perfilar un lugar que no encuentras,
aunque escarbes en piedra,
o rompas el impenetrable acero
sin arraigo, sin historia, sin futuro.

Solo un perfil raido y amargado,
con el tinte oscuro de la duda
y el amarillento pardo de la vejez,
en una piel que se rinde al tiempo.

No me cubre la luz…
ni me abraza el sol,
no florecen mis yemas,
ni estallan mis frutos, aún en primavera.

Soy la incómoda presencia que se rehúye,
la luz que no calienta conciencias,
una  voz discordante,
en un coro de sordos que vocean.


Reme Gras.
Derechos reservados.

sábado, julio 09, 2016

Sin tiempo


Desaparecen los minutos…
devorados por la vida,
que se traga los segundos,
aún sin hambre, día a día.

Se van difuminando las esperanzas,
embebidas por la sed de cambio
por la sequia de alegrías,
que se agostan en el atardecer de verano.

Pasa el tiempo…
como pasa la vida, a paso rápido,
con la prisa de quien corre tras un sueño
con el sin vivir de quien no encuentra dueño.

Desaparecen los minutos…
y mis días se acortan y envilecen,
porque mis fuerzas escapan,
huyen de mi, agonizando en la huida.

Porque mi tiempo espira, muere,
la eternidad es leyenda…
y mí pasado mentira.


Reme Gras.
Derechos reservados.

SILOE @ copyrights