lunes, abril 16, 2018

Sin respiración


Me quedo quieta,
sin apenas respirar,
me abandono a la quietud de la noche,
sin mover un solo musculo.

Mi cuerpo se apaga,
 cómo candil sin aceite,
se minimiza su latido
apretando los ojos en la oscuridad.

Es mi momento de paz,
el recogimiento que ansío
mi encuentro con mí yo interior.

Escucho mis latidos,
cómo mi sangre me recorre,
y se distiende mi piel.

Mi pensamiento recicla el día,
 lo clasifica, lo mide y lo archiva
preparando mi espíritu.

Comenzando el desmembramiento
en pequeñas partículas de nadas,
lo vivido en las horas vacías… sin tí.

Reme Gras.
Derechos reservados.


viernes, abril 06, 2018

Llora el cielo


No quiero pensar,
ni conocer, ni reconocer…
se agolpan las palabras en mi cabeza,
y se agotan mis neuronas sin comprender.

Caen al suelo las esperanzas,
cómo las hojas agitadas por el viento
amarillentas y ajadas,
agostadas por la certeza de su fin.

Soy muerte desde mi raíz,
sólo parte de una cadena humana
en permanente lucha por sobrevivir
a no sé bien a cual cosa y a cual porqué.

Y llora el cielo, gotas heladas,
presagio de muertes anunciadas,
sin resurrección posible,
no hay amnistía para esta sentencia.

Reme Gras.
Derechos reservados.


martes, febrero 27, 2018

Antesala


Antesala

Vacio, espacio muerto,
sin muebles ni ornamentos,
sólo un hueco…
Que se agranda con los minutos.

Prioridades, tiempo,
agua que se evapora, desaparece…
Abrasada por un sol secante,
cómo tu tiempo.

Suena la melodía del adiós,
con su estridente son,
repetitivo y ensordecedor.

Antesala de un momento que huye,
al espacio infinito,
porque los momentos hay que sellarlos.

Antes, que el reloj concluya...
Exterminarlos del espacio que los cobijó.

Reme Gras.
Derechos reservados.


viernes, febrero 16, 2018

La sangre


La sangre

La sangre que no reconoce su origen,
no tiene fronteras,
ni conoce su procedencia,
solo brota de un corazón maduro.

Reparte su riqueza, por no importa cual cuerpo,
lo nutre y lo prepara,
lo fortalece para su meta,
reproducirse y morir.

Es un vehículo fluido,
que no reconoce razas,
no separa credos,
 y solo infecta si la maltratan.

Se expande por el planeta,
se multiplica con fruición
en la espera del respeto,
de no ser desperdiciada
empapando el suelo.

Reme Gras.
Derechos reservados.


martes, febrero 06, 2018

Inadaptada

El hueco en la planicie,
el beso que das al viento,
sin destino, ni lugar donde posarse,
esa lágrima que cae al suelo.

Hay un dialogo roto…
 entre mi mente y mi cuerpo,
uno, dice lo que necesita
el otro, se mortifica y se niega.

Mi piel muere marchita,
bajo un sol que abrasa,
sin el agua de un beso
que posarse, sobre ella quiera.

Y la mente asombrada de este tira y afloja,
entre el sueño y la necesidad,
entre el deseo y la huida,
 agoniza el tiempo que me fue otorgado.

Y reposaran tus sueños…
en la losa de mármol que abrigara tus restos
 cuando, ya seas, polvo de estrellas.


Reme Gras.
Derechos reservados.

SILOE @ copyrights