lunes, junio 10, 2019

Honestidad


Honestidad
Tal vez dejé de ser honesta,
primero conmigo misma,
después con mis sentimientos,
más tarde… con los demás.
Quizá fue un acto de rebeldía,
o de fe, en algo que creí…
en un espejismo difuminado,
o más bien es el reflejo de una caricatura.
Hay quien, dibuja muy bien,
quien se vende al  mejor postor,
que vende la pena, y el llanto,
y llora de maravilla.
Yo que no gusto de dar pena,
que me revisto de hierro fundido,
estallo en acero, mintiendo fuerzas que no tengo,
aborrezco la mentira y sin embargo…
la disculpo…por amor, mal entendido.
Y vuelvo a equivocarme,
confundiendo la honestidad…
con la mentira disfrazada de pena,
petulancia la mía de conocer…
el significado de la palabra integridad.

Reme Gras.
Derechos reservados.



domingo, mayo 12, 2019

Reconciliándome con la vida


He deshojado tantas margaritas,
tantas rosas rojas planté en mi jardín,
esperando que la pasión estallara,
que el amor  me llenara el jardín de flores.

Pero la sequía se prolongaba,
nunca llegaba la primavera
las semillas dormitaban
en su eterno sueño invernal.

Y las eternas nieves canas,
adornaron mis sienes,
coronando mi sabiduría.

En un tardío otoño, tímidos brotes asoman
Temblorosos, pero valientes,
en un cálido invierno, extraño y diferente.

Reconciliándome con la vida.

Reme Gras.
Derechos reservados.


jueves, mayo 02, 2019

Gotean


Debo tener una cañería averiada,
no paran de caer gotas de mi cuerpo,
gotean mis ojos, mi piel…
hasta mi corazón lanza gotas, que nadie ve.

Parece mi tallo quebrado,
destila savia por sus poros,
y se vuelve quebradizo…
¡Tanto! Que romperse pudiera.

Debe ser un fallo en el diseño,
hoy, que todo márquetin lleva,
o la edad, que todo estropea.

Dejé de sentir dolor,
pero sigue la humedad
goteando sin descanso... por mis ojos.

Reme Gras.
Derechos reservados.

miércoles, abril 24, 2019

¡Qué no me importa!



Qué no me seducen los silbidos,
los tintineos de serpientes sibilinas,
las seductoras  miradas ajenas,
de los ojos de gentes ciegas a la luz.

Recupere la vista en los baños de Siloé,
mí mirada, alcanza más allá del horizonte,
veo algo que jamás alcanzaras a ver,
porqué no se percibe con los ojos del cuerpo.

Qué no me importa, lo que tú de mi opinas,
que no me alcanzas, con tú saliva,
que tú ego… resbala mi piel,
y tú ceguera, es tan evidente…

Aprende a leer con las yemas de tus dedos,
deja en reposo esos tus ciegos ojos,
y mira hacía dentro, tal vez aprendas a ver allí,
lo que no aprecias a ver a la luz del día.

Reme Gras.
Derechos reservados.


jueves, abril 04, 2019

Desde la oscuridad


Desde la oscuridad

Busco dormir, soñar…
escapar de la oscuridad de la noche,
de la del medio día,
de la oscuridad que no respeta luz alguna.

Y solo con los ojos cerrados,
reinvento la claridad,
la luz que deslumbra el sueño,
sacude el dolor y lo aclara.

Desde la oscuridad que me cubre,
se desliza la promesa de otro mundo
entre destellos que la rompen y agrietan.

El mundo que gira en torno a una estrella,
y olvida su brillo,
caminando de espaldas a la luz.

 Reme Gras.
Derechos reservados.


SILOE @ copyrights