jueves, enero 12, 2017

Verguenza

Avergonzada de esta carne,
que se rebela y olvida,
empeñada en conservar sus instintos,
tropezando en la misma piedra.

Olvida el oprobio al que se somete,
cuando su naturaleza reclama
y vuelve a ser víctima de su propio deseo,
arriesgando su dignidad sin pudor.

Vergüenza que rebota contra la propia piel,
devuelta a sus vísceras
a lo más profundo de su ser,
en manos de su propia imperfección.

Busca donde esconderse del mundo,
donde ocultar su fracaso,
el lugar donde ahogar su propia angustia,
y dejar de sentir, vergüenza de sí mismo.


Reme Gras.
Derechos reservados.

viernes, diciembre 23, 2016

Carne y piel.

Carne y piel

De finos y diferentes hilos,
de tensiones y materias distintas,
trenzados en ambivalentes cruces,
formando un musculo, firme y sustancial.

Sensibilidades distintas
en formas dispares y complementarias,
luces y sombras que compiten
en batalla desigual y desequilibrada.

Choque de estrellas que estallan hasta fundirse
recreando un  big_bang
hasta alinear los elementos,
formando un solo cuerpo.

En esa amalgama de materias,
que juntos y armonizados,
forman, la carne y la piel.


Reme Gras.
Derechos reservados.

lunes, noviembre 21, 2016

Distinta

Me reconstruyo en otra…
rehago mi figura y mi forma,
de los trozos que recojo del suelo,
 recompongo otro ser, que no soy yo.

Yo que ansió renacer de mis cenizas…
como el ave que alza el vuelo hacia el sol,
 quiero ser otra persona diferente, distinta,
y termino siendo una amalgama opaca.

Aunque mi aspecto difiera,
mi yo reclama su esencia,
y me crezco por dentro,
reventando las costuras que me contienen.

Vuelvo a ser yo…  ¡¡¡soy yo!!!
aunque me disfrace y me tiña,
aunque resople y canturree melodías distintas…
soy la misma carne y las mismas tripas.

Distinta por fuera…
pero la misma mujer que lame sus heridas.


Reme Gras.
Derechos reservados.

lunes, noviembre 07, 2016

No es un poema de amor

Cuando el sol de otoño se asoma a mi ventana,
llama a mi puerta suavemente,
y tintinea el viento ronroneando,
aromas de espliego y rosas.

Cuando el frío del alma sacude,
y retuerce con fuerza el corazón,
en cada latido inquieto…
rezo al cielo por algo, de cálida humanidad.

No es un poema de amor,
versar sobre el dolor de una herida,
aunque está, sea interior,
invisible a los ojos del pagano.

No es un poema de amor…
aunque lo parezca,
son cantos de gélida ternura,
que cuentan secuencias de un sentir.

Cuando con palabras se esculpen piedras,
que nos son arrojadas,
con la altivez del que cree estar por encima de todo,
y son gritos ahogados convertidos en granizo.

No es un poema de amor…
solo son palabras escritas,
verbos sin sentido,
porque las palabras lanzadas al viento,
las arrastra el  helado aire de la indiferencia.


Reme Gras.
Derechos reservados.

miércoles, octubre 12, 2016

En la periferia


Circulo en rededor de la vida,
no la rozo siquiera…
solo la miro pasar frente a mí,
desfilando firme y rápida.

Vivo en la periferia de las cosas,
sin que mi presencia se note,
transparente como el cristal,
la luz me traspasa, sin sombra proyectada.

Me quiebro entre equilibrios y mantengo la entereza,
aunque por dentro me escueza,
la sonrisa tatuada en carmín;
se mantiene impertérrita.

Y ya me importa menos…
conseguí impermeabilizarme,
y me resbala hasta en veneno,
en la frontera, en plena periferia.


Reme Gras.
Derechos reservados.

SILOE @ copyrights