viernes, abril 06, 2018

Llora el cielo


No quiero pensar,
ni conocer, ni reconocer…
se agolpan las palabras en mi cabeza,
y se agotan mis neuronas sin comprender.

Caen al suelo las esperanzas,
cómo las hojas agitadas por el viento
amarillentas y ajadas,
agostadas por la certeza de su fin.

Soy muerte desde mi raíz,
sólo parte de una cadena humana
en permanente lucha por sobrevivir
a no sé bien a cual cosa y a cual porqué.

Y llora el cielo, gotas heladas,
presagio de muertes anunciadas,
sin resurrección posible,
no hay amnistía para esta sentencia.

Reme Gras.
Derechos reservados.


6 comentarios:

Carmen Silza dijo...

No hay annistimia para esta sentencia, no, solo podemos llevarlo como mejor podamos y sepamos, mientras tanto disfrutemos los momentos que nos regala la vida.
Feliz tarde Síloe.
Un gran abrazo.

Siloe Sombra dijo...

Gracias por tu huella Carmen, un fuerte abrazo, que nos tarde muchooooo en llegar.
Reme.

Jesús Gandía Núñez dijo...

Felicidades Reme, y tienes toda la razón, pero no tenemos que amargarnos,
habrá que centrarse en lo positivo que
que nos ocurra, aunq
ue no es fácil.

Siloe Sombra dijo...

No me amargo Jesús... son inspiraciones, yo de naturaleza un poco triste cuando una piedra me daña el pie aflora todo mi penar... lo plasmo en versos y continuo mi camino, es una forma de curar.
Un besito, gracias por ser un compañero tan atento.
Reme.

José Valle Valdés dijo...

Me resulta bien logrado el poema, amiga. De mucho gusto.

Abrazos

Siloe Sombra dijo...

Gracias José, siempre tan amable y atento con mi trabajo.
Un saludo.
Reme.

SILOE @ copyrights