viernes, septiembre 30, 2016

Con la guardia bajada

De vuelta baje la guardia,
volvió la entrega, sin contención,
sin barreras,
con el corazón en bandolera.

Regresa con fuerza la tormenta,
con esos oscuros nubarrones
que ocultan el azul del cielo
despiertan furiosos los truenos,
ocultando la luz del día
descargando la cortina de lluvia…
que ahoga la penosa realidad.

Olvidaste recubrir tu piel de brea,
protegerte de las miradas ajenas,
y te abandonaste al ansia de ser.

Y no eres nada…Nada te pertenece,
solo eres tú y tú nada,
tú y tu soledad,
mientras desprendida de sentires,
la vida te recuerda…
que eres brizna al viento,
sin raíz, sin suelo propio.

Reme Gras.
Derechos reservados.

4 comentarios:

Marina Collado Prieto dijo...

Eso somos, algo insignificante formando un todo. Preciosos versos Reme, como es habitual en ti. Besos y abrazos amiga.

Siloe Sombra dijo...

Gracias Marina... un besito a tu fiel visita.
Reme.

José Valle Valdés dijo...

Se me da muy bien el poema, amiga. Discursa y dice con tino.

Abrazos

Siloe Sombra dijo...

Gracias Jose... un placer tu fiel visita a mis letras...
Un beso.
Reme.

SILOE @ copyrights