domingo, noviembre 01, 2015

Estío

Más que simple sequía,
es encurtido al sol,
así esta mi corazón.

Siquiera el consuelo del llanto,
humedece mi alma.

Solo es un  ocho que se repite,
el principio sin fin,
porque el fin es el principio.

Es la melodía encadenada,
grilletes que nos pegan al suelo,
atornillando nuestra rebeldía,
al submundo de ultratumba.

Y si grito, no llamo a la vida,
clamo, por la bendita muerte.


Reme Gras.

Derechos reservados.

4 comentarios:

josé ayllón dijo...

Es un placer leer tu poesía y oírla también. Lo mejor es rebelarse.

Un saludo.

José.

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias por tu huella en mi trabajo José.... es todo un honor contar con tu presencia.
Un beso.
Reme.

Jesús Gandía Núñez dijo...

Un encanto tu poema Reme, es un gozo leerte

Siloe Sombra dijo...

Muchisimas gracias por tu huella en mi trabajo Jesús... muy amable.
Reme.

SILOE @ copyrights