viernes, abril 04, 2014

Mi penitencia.

Oculto a los ojos ajenos,
me hace sangrar por dentro.

Tortura mi conciencia,
destruyendo mi paz.

Porque no hay nada establecido…
o tal vez lo que hay es contra natura.

Solo sé que es mi tortura,
aquello que me hace elevar plegarias,
que me hace enfermar el alma.

No hay consuelo en mi pesar…
es algo abrumador,
tan antinatural, como duro.

Quizás sea mi humana condición…
la contradicción constante,
esa moralidad impuesta.

O tal vez solo es…
la exigencia que yo misma me impongo.

Solo sé, que es y será…
mi penitencia.


Reme Gras.

Derechos reservados.

3 comentarios:

Mayte Dalianegra dijo...

Magnífico poema, Siloé. Muy profundo. Todos, por una razón o por otra, llevamos a cuetas alguna penitencia.

Besos y disfruta del fin de semana.

SILOE dijo...

Así es Mayte... con la sonrisa aflorando y por dentro orando.
Gracias por tu visita.
Reme.

Jenny Ballesteros dijo...

Propio de la humanidad tener conciencia y con ella llevar a cuestas alguna penitencia.

SILOE @ copyrights