jueves, junio 27, 2013

Renacer de las cenizas.


Del abrasador incendio de la vida,
del rescoldo que de mi queda
humeante sin brasa.
.
Cenizas que sobrevivieron
del abrasador incendio de la vida,
el desencuentro y el tropiezo.
.
Resurge el brote verde,
el esqueje seco injertado,
retallando verdoso.
.
Es el renacer a la vida…
la fuerza natural,
sobrevivir a tu pesar.
.
Aún en contra del natural miedo
creces y te expandes
con fuerza arrolladora
casi contra natura.
.
Y de esa extraña fuerza…
aprendes, a golpes, aprendes.
.
Que renacer es obligatorio,
imprescindible,
una pura ley física,
renacer antes que morir.


Reme Gras.
Derechos reservados.

2 comentarios:

José Valle Valdés dijo...

Muy bien me resulta este filosófico poema sobre la existencia, amiga.

Abrazos

Siloe Sombra dijo...

Muchas gracias por tu huella en mis letras José... Un abrazo.
Reme.

SILOE @ copyrights