miércoles, abril 28, 2010

Manos




Los puños apretados con fuerza,
Manos vacías, apretadas con fiereza
para no dejar ni el aire en ellas.

Vacías de amor, de cariño
sin piel que acariciar.

Para no sentirlas vacías,
cerradas a todo sentir
hundirlas en tierra, como raíces.

Evitando la caricia del aire
el roce de otra mano.

Para no sentirlas vacías
perderlas, esconderlas en lo más profundo
cerradas, para no ver la agonía de su vacío.

Manos hechas para amar...
vacías a la esperanza.


Reme Gras

Derechos reservados.

8 comentarios:

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Hay en esta hermosa metáfora un grito profundo. Si los sigues dejando en versos, estarán allí y ya no en ti... Es catártico, te lo aseguro

Un abrazote

Alma Mateos Taborda dijo...

Ay niña! Qué bello poema! Pero nunca dejes tus manos vacías a la esperanza que pronto tendrán a quien acariciar. Bello y triste. Un abrazo grande.

SILOE dijo...

Mis apreciados Alma y Francisco... gracias por pasar por mi rincon y dejar vuestras huellas..
Si es cierto que es catártico... y ademas son momento puntuales en nuestras vidas... luego sigue pesando mas la alegría que la pena...
Besos y gracias, mil.
Reme.

Anónimo dijo...

Genial como siempre amiga
Joan Ros

Anónimo dijo...

Jesucristo te ama.

Goriot dijo...

Tu bonito poema nos hace reflexionar.
Un besino.
Goriot.

SILOE dijo...

Gracias Goriot, Joan, y ser anonimo, por entrarme a leer y por recordarme que Jesucristo me ama... de eso tengo constancia, lo que no quita que humana al fin tenga temores, duelos y penas, como tambien alegrias.
Gracias por comentar mis poemas a todos, Reme.

Joan y Jyhael dijo...

Las manos, el vacío que entre ellas pueda haber implica a veces el temor propio que nos conduce a la soledad y al desatino de la aptía, por ello siempre es bueno y noble tener las manos en la consecuencia propia del producto de nuestro ser, siendo ellas verbo de lo que somos y ejemplo de lo que dejamos... Siempre Gracias Reme

SILOE @ copyrights